Google+ Followers

lunes, 7 de enero de 2013

Innovación y gobernabilidad



En el desarrollo e implementación de estas estrategias para la ejecución de proyectos concretos, se encuentra otro de los grandes obstáculos para la innovación: la inadecuación de nuestras instituciones públicas y su baja capacidad de ejecución para implementar políticas y responder a las nuevas exigencias del entorno. De allí se desprende la necesidad imperiosa de lograr un cambio de paradigma en los modelos de gestión pública, fortaleciendo, internamente, la consolidación de instituciones flexibles, con capacidad de adaptarse dinámicamente a las demandas del entorno para la ejecución de sus políticas y de introducir los cambios necesarios en su organización para responder a esta demanda de manera eficaz y eficiente


El rol principal del Estado no es el de formular políticas e implantarlas de manera vertical, consolidar la oferta y otorgar fondos públicos, sino el de promover la participación de todos los actores para la construcción conjunta de las políticas y la planificación, coordinar su actuación en la ejecución, fortalecer la oferta, incentivar la demanda y promover la participación del sector privado en el financiamiento y desarrollo de las actividades de ciencia y tecnología. Es un rol mucho más activo, que exige fortalezas institucionales, para la promoción, negociación, articulación de redes, monitoreo del entorno y evaluación y seguimiento de la gestión. Este cambio acompaña un nuevo modelo de producción y apropiación social del conocimiento, basado en la vinculación de la oferta y la demanda, en formas de organización más horizontales, estructuradas en redes de cooperación, con la utilización intensiva del capital social, la valoración del talento humano, el uso de nuevas tecnologías y de la innovación en todas sus formas.

Ciencia y Tecnología en Venezuela


El Gobierno Bolivariano ha impulsado decididamente el progreso científico y tecnológico del país bajo un concepto evolutivo de Soberanía e Independencia. La ciencia y las herramientas de la tecnología son puestas al servicio del pueblo organizado para la resolución de sus problemas.
Desde el Ministerio del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, se busca la construcción de un nuevo paradigma científico e industrial que responda a las exigencias del nuevo modelo de patria socialista, el cual se trascienda de un sistema de generación de conocimiento tradicional, a uno en el cual confluyan las creencias y los saberes del pueblo.
El desarrollo industrial y tecnológico van de la mano sin dejar de un lado el desarrollo científico que juntos nos llevarían a los venezolanos a un nivel de vida mejor, más eficiente, más seguro, más divertido, mas fácil, pero en lugar de esto vemos una Venezuela sumida en la poca producción y la alta importación, esto solo nos dice una cosa, mala aplicación de políticas de desarrollo de tecnologías, proyectos científicos e impartición del conocimiento, que solo nos deja como resultado lo que todos vemos escases de productos, poca variedad de producción nacional por rubro, altos costos en materia de alimentos, electrodomésticos, equipos informáticos, sistemas y productos médicos, bajo o casi nulo avance en métodos de enseñanza cuya herramienta principal sea la tecnología y todo esto nos da como resultado un deficiente desarrollo integral y humano del venezolano 

Cooperación científica y multipolaridad



En el desarrollo e implementación de estas estrategias para la ejecución de proyectos concretos, se encuentra otro de los grandes obstáculos para la innovación: la inadecuación de nuestras instituciones públicas y su baja capacidad de ejecución para implementar políticas y responder a las nuevas exigencias del entorno. De allí se desprende la necesidad imperiosa de lograr un cambio de paradigma en los modelos de gestión pública, fortaleciendo, internamente, la consolidación de instituciones flexibles, con capacidad de adaptarse dinámicamente a las demandas del entorno para la ejecución de sus políticas y de introducir los cambios necesarios en su organización para responder a esta demanda de manera eficaz y eficiente
El rol principal del Estado no es el de formular políticas e implantarlas de manera vertical, consolidar la oferta y otorgar fondos públicos, sino el de promover la participación de todos los actores para la construcción conjunta de las políticas y la planificación, coordinar su actuación en la ejecución, fortalecer la oferta, incentivar la demanda y promover la participación del sector privado en el financiamiento y desarrollo de las actividades de ciencia y tecnología. Es un rol mucho más activo, que exige fortalezas institucionales, para la promoción, negociación, articulación de redes, monitoreo del entorno y evaluación y seguimiento de la gestión. Este cambio acompaña un nuevo modelo de producción y apropiación social del conocimiento, basado en la vinculación de la oferta y la demanda, en formas de organización más horizontales, estructuradas en redes de cooperación, con la utilización intensiva del capital social, la valoración del talento humano, el uso de nuevas tecnologías y de la innovación en todas sus formas.